Gira tus Finanzas

Seguro de gastos médicos mayores vs seguro de accidentes personales; la AMIS te explica las diferencias

La protección financiera para enfrentar cuestiones de salud ha tomado más relevancia con la pandemia. Nos hemos dado cuenta de la importancia de tener aunque sea “un guardadito” para atender los costos de temas médicos.

Existen seguros que ayudan con este fin, pero ¿cómo saber cuál es el adecuado para lo que necesitas?

“Cuidar la salud es fundamental para tener bienestar en la vida. Y una manera muy efectiva para procurarnos esa buena vida es a través de los seguros, porque evitan que los eventos que ponen en riesgo nuestra integridad física y nuestra salud representen un golpe a nuestras finanzas”, de acuerdo con la AMIS.

En el universo de los seguros destinados específicamente a la protección física de los asegurados, destacan dos que, aunque podrían perecerse, no son lo mismo:

Gastos médicos vs accidentes

El seguro de accidentes personales te protege del impacto económico que un accidente puede provocar en tus finanzas personales y familiares. 

Cubre los gastos médicos derivados de la atención de algún accidente. También contempla cobertura por pérdidas orgánicas y además tiene protección financiera en caso de fallecimiento, igual, derivada de un accidente.

Los seguros de gastos médicos mayores, en cambio, son más amplios. Cubren los gastos generados por una enfermedad o padecimiento, que pueden ser, dependiendo de la póliza contratada: hospitales, honorarios médicos, medicamentos, traslados de ambulancia, etc.

“Uno de los usos más comunes de este tipo de seguro es la cobertura de hospitales, cirugías, terapias intensivas y algunas pólizas incluyen consultas a domicilio, pero lo más importante es que estarás completamente preparado para cualquier imprevisto”, informó la AMIS.

Una de las cosas interesantes en estos seguros es que incluyen la cobertura de accidentes dentro de su cobertura. Es decir, lo que te están ofreciendo algunas aseguradoras es un plan mixto o integral de cobertura de salud.

Conocer la diferencias entre uno y otro ayudará a que tomes mejores decisiones al momento de buscar protección financiera para la salud.

Podrás evaluar cual, por la situación que enfrentes, se ajusta más a ti.

Por ejemplo, los seguros de accidentes personales son más baratos que los de gastos médicos, esto es por las coberturas que contempla. Sin embargo el de gastos médicos es más caro porque su alcance es más amplio.

Author